ES
Marco der Pole
ul. Sarego 22/3
31-047 Kraków, Polen
tel: +48 12 430 21 17
e-mail: office@marcoderpole.com.pl
Peregrinaciones en Polonia

Wrocław

 

La capital histórica de Silesia está situada al suroeste de Polonia a las orillas del río Óder y sus cuatro afluentes. Gracias a sus 100 puentes es llamada la Venecia del Norte. Es la cuarta ciudad polaca en cuanto a la población (640 mil habitantes). De 1741 a 1945 (hasta el final de la Segunda Guerra Mundial) formó parte de Alemania. Su historia está marcada por la presencia de diferentes culturas (polaca, checa, austriaca, alemana y judía) que se han reflejado en la arquitectura, ciencia, literatura, arte y música.

En virtud de los acuerdos de Yalta, después de la Segunda Guerra Mundial todos los habitantes alemanes de la ciudad fueron expulsados. Los polacos, que a su vez habían sido expulsados de Polonia oriental anexada por la Unión Soviética, ocuparon casas y pisos abandonados.
Wrocław durante decenios era el símbolo de la Guerra Fría y de la división de Europa. Tras la caída del comunismo es una ciudad del diálogo vivo entre la cultura polaca y alemana, así como una de las ciudades turísticas más atractivas de Polonia después de la reconstrucción de la posguerra. Hay quien dice que la Plaza Mayor de Wrocław supera incluso en cuanto a la belleza a la de Cracovia.

En Wrocław nació Edith Stein (Santa Teresa Benedicta de la Cruz). Fue una eminente filósofa. Provenía de una familia judía ortodoxa. Tras la experiencia de ateísmo, se convirtió finalmente al catolicismo, recibió el bautismo e ingresó al Convento de las Carmelitas Descalzas, recibiendo el nombre de Teresa Benedicta de la Cruz. Fue asesinada en una cámara de gas en el campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau. Juan Pablo II canonizó a Edith Stein y la nombró patrona de Europa.

Otro personaje importante que nació en Wrocław fue Dietrich Bonhöffer, teólogo protestante, símbolo de la resistencia cristiana contra el nazismo, que también fue asesinado en el campo de concentración.