ES
Marco der Pole
ul. Sarego 22/3
31-047 Kraków, Polen
tel: +48 12 430 21 17
e-mail: office@marcoderpole.com.pl
Peregrinaciones en Polonia

San Juan Pablo II (Karol Wojtyła) 1920 – 2005

Nació en 1920 en Wadowice, pueblo pequeño en las cercanías de Cracovia. A los 9 años perdió a su madre y en 1932 murió su hermano mayor. En 1938 después del examen de bachillerato, se mudó con su padre a Cracovia, donde empezó los estudios de filología polaca en la Universidad Jaguelónica. La literatura y el teatro eran su gran pasión.

Tras la invasión de Alemania a Polonia en septiembre de 1939 empezó la ocupación nazi. Cuando los alemanes cerraron la Universidad en otoño de 1940, el joven Karol tuvo que trabajar en la cantera para evitar que lo deportaran a trabajos forzados en Alemania. En 1941 de repente murió su padre. Un año después, siguiendo su vocación, Karol empezó a participar en los estudios teológicos en el seminario clandestino creado por el cardenal Sapieha, arzobispo de Cracovia. El 1 de noviembre de 1946 el mismo cardenal le ordenó sacerdote. Poco después el joven sacerdote Wojtyła se fue a Roma donde obtuvo el doctorado en Teología. En 1948 volvió a Polonia y se ocupó de la tutela religiosa de los estudiantes. Impartió clases de Ética en la Universidad Jagelónica de Cracovia y en la Universidad Católica de Lublin. En 1963 fue nombrado arzobispo y 4 años después, el papa Pablo VI lo hizo cardenal de Cracovia. A lo largo de toda su vida como sacerdote y obispo tuvo que luchar contra la opresión del régimen comunista. A los 58 años, el 16 de octubre de 1978 fue elegido papa. Adoptó el nombre de Juan Pablo II y se convirtió en el primer papa no italiano después de 455 años.

Impuso un nuevo estilo como papa. Realizó 104 viajes, visitando a los feligreses por todo el mundo. Su lema principal era la frase: “No tengáis miedo. Abrid de par en par las puertas a Cristo”. El papa daba ánimos y devolvía la dignidad a los marginados. Atraía a las muchedumbres. Se caracterizaba por ser muy directo con la gente. Durante su pontificado emitió 14 encíclicas y elevó a los altares a 582 santos. Se declaraba a favor de un diálogo interreligioso, sobre todo con el judaísmo. Fue el primer papa que visitó una sinagoga judía y oró delante del Muro de las Lamentaciones de Jerusalén. Ha quedado grabado en nuestra memoria como un hombre de una gran fe y piedad. Para los polacos se convirtió en “el padre de la patria”, llegando a ser una gran autoridad. Sin sus enseñanzas el movimiento millonario de Solidaridad, que significaba el principio del fin de la dictadura comunista en Polonia, no se habría fundado. Contribuyó de manera considerable a la caída del comunismo y al apoyo a la libertad en Europa del Este. Tras su muerte, el 2 de abril de 2005, las multitudes presentes en su enterramiento lo nombraron el Papa Juan Pablo Magno. Durante el funeral la gente gritaba “¡Santo Súbito! - ¡Santo ya!”, Juan Pablo II fue canonizado por el papa Francisco el 27 de abril de 2014 en la festividad de la Divina Misericordia.