ES
Marco der Pole
ul. Sarego 22/3
31-047 Kraków, Polen
tel: +48 12 430 21 17
e-mail: office@marcoderpole.com.pl
Huellas de la cultura judía

Bieszczady

Las montañas Bieszczady forman una cadena montañosa en el extremo sureste de Polonia que se extiende hasta Ucrania y Eslovaquia. El pico más alto es el Monte Pikuy, con una altura de 1.405 metros y situado en Ucrania. El nombre de Bieszczady se forma a partir de las palabras Bien y Mal (Biesz y Czady). No debe extrañar por tanto que demonios de pícaras expresiones tallados en madera pueblen las tabernas y restaurantes del lugar. Pero esas diabólicas criaturas se detienen ante las puertas de iglesias de tradición arquitectónica ortodoxa que dominan el paisaje de la zona. Son las «cerkiew», cuyo interior repleto de iconos y decorado con muebles tallados y pintados con vivos colores son un oasis de serenidad.

La región de Bieszczady fue despoblada al término de la Segunda Guerra Mundial durante las atroces represalias de los soviéticos contra la guerrilla nacionalista escondida en los montes. Quemaron las casas y deportaron a sus habitantes. Sin embargo, con el paso del tiempo, los enamorados de la naturaleza ha emigrado a éstas estribaciones de los Cárpatos. Su reclamación a la fama turística es el Parque Nacional de Bieszczady, el cual ha sido declarado reserva de la biosfera de la UNESCO y cubre una parte significativa de las montañas. Bieszczady es un lugar lleno de historia, esplendor natural y al mismo tiempo, es un paraíso tanto para los amantes de la paz como para los amantes de la aventura. Las montañas Bieszczady son extremadamente atractivas para los excursionistas, amantes de la equitación, ciclistas de montaña, los esquiadores a campo traviesa y fotógrafos de la naturaleza.